Impuesto al salario: Cuando nos meten la mano en el bolsillo

cuadroPag3

Con el pago del medio aguinaldo, el paro de camioneros y la marcha del lunes 8 apoyada por la CTA, volvió al centro de la escena la tremenda injusticia que significa que los trabajadores tributemos el regresivo impuesto a la cuarta categoría sobre nuestros salarios. Sigue leyendo

El control de precios es una burla: Basta de inflación

Guillermo Pacagnini  Mesa Nacional CTA

Guillermo Pacagnini
Mesa Nacional CTA

La inflación en enero se ubicó entre un 2,6 y un 2,9%. Con las proyecciones de un 33,4% para los sectores más pobres según la Universidad Di Tella, el gobierno anunció un nuevo verso: «el control de precios».

Pasadas ya varias semanas de su pomposo anuncio quedo en claro que la Secretaría de Comercio no controla nada y que los precios siguen subiendo…  pese a los «esfuerzos» de Moreno. Esta semana el gobierno de Mendoza, a través de su Dirección de Defensa del Consumidor, informó que hay aumentos en 47 productos de la canasta básica. Y un reciente estudio en manos del propio gobierno, reveló cómo el 70% de los precios ofrecidos por «la lista» no coincide con la realidad; los productos encontrados cuestan hasta cinco veces más. Sin embargo, vuelven a la caradurez de explicarnos que se puede comer con $ 6 por día.
Y si ahora que hay «control y congelamiento» estamos así…muchos se preguntaran que pasará cuando lleguemos al día 61, este 1º de abril. Lo cierto es que el tope del 20% que este gobierno pretende imponerle a las paritarias, como la escandalosa propuesta del 22% a los docentes dividida en 3 cuotas, son una clara muestra de que el control K de los precios, es una burda maniobra para impedir que los trabajadores actualicen sus sueldos, que los jubilados reclamen por un verdadero aumento y se despidan definitivamente del 82%, los desocupados por la actualización de sus programas al nivel de la inflación real, mientras millones de trabajadores sigan pagando «ganancias» y otros tantos pierden el salario familiar.
El cóctel explosivo de inflación y ajuste les ha restado margen de maniobra a la corte de bufones que se postuló como pata sindical de los K. Antonio Caló y sus muchachos de la CGT Balcarce, tuvieron que salir a despegarse, criticar el acuerdo de precios y decir  »que la inflación es el impuesto que más perjudica a los trabajadores». Y en el territorio de Yasky y la burocracia docente, la desazón es mayúscula. No es para menos en un país donde no empiezan las clases, donde docentes y estatales ya tienen paros de alcance nacional programados para el 25, y donde el resto de los trabajadores van a seguir sus pasos si pretenden seguir achicando sus ingresos.
La gravedad de la situación se expresa en los trascendidos de las discusiones entre gobierno y empresarios sobre si hay que aceptar el desdoblamiento cambiario propuesto por Kicillof (una devaluación «sustentable») o lanzar una mega devaluación y cambiar la moneda para estabilizar la situación en este año electoral. Todas estas medidas constituirían duros golpes al pueblo trabajador.
En este contexto, la movilización del 15 de marzo, convocada por la CTA y a la que se ha sumado la CGT representa una oportunidad muy importante expresar nuestro rechazo a este modelo de inflación y ajuste. Tenemos que ser miles frente al Ministerio de Trabajo de la Nación y en los de cada provincia. Y pelear por otro modelo.

El control de precios es una burla: Basta de inflación

1. Un inmediato y real congelamiento de precios controlado por las organizaciones populares y con la aplicación de la ley de Abastecimiento para aquellos empresarios que intenten desabastecer.

2. Aumento general de salarios. Paritarias libres e indexación mensual del salario. Aumento de los mínimos salariales, jubilatorios y de planes sociales a $ 5.000-

3. Eliminación del IVA a los productos de la canasta básica. Anulación del impuesto al salario. Reforma impositiva progresiva con fuertes gravámenes para las grandes empresas y multinacionales. Restitución de los montos históricos de los aportes patronales y eliminación de los topes para cobrar el salario familiar.

4. Inmediata suspensión de los pagos de la fraudulenta deuda externa y con ese dinero lanzar un plan de reactivación y obras de infraestructura necesarias para reactivar la economía popular.

 

supermercado

Parazo nacional contra el ajuste K

La Plaza se llenó de bronca

Paro y cien cortes de ruta a lo largo y ancho del país. Una masiva movilización unitaria a Plaza de Mayo y en otras provincias. La jornada del 10 significó un fuerte golpe al gobierno y mostró al movimiento obrero articulando el reclamo social. Garantizar un nuevo paro nacional CTA-CGT y la continuidad de la pelea son tareas presentes para los trabajadores. Se impone incorporar el pliego levantado a la lucha por un programa obrero y popular para cambiar el país.

Guillermo Pacagnini, Mesa nacional CTA

.

.

.

.

.

.

.

.

La jornada se fue calentando desde temprano, cuando se comenzaban a hacer los cien cortes de ruta en todo el país. Movimientos sociales y sectores gremiales hacían su aporte a un nuevo paro nacional de la CTA, que se sentía en hospitales, escuelas y sectores de la administración pública. Se ponía en marcha, continuando la del 8 de junio, una medida nacional de lucha contra la política de ajustes del gobierno nacional y los gobernadores.

Una Plaza masiva, postal del nuevo momento

Los medios estiman en alrededor de 50.000 los presentes. Las fotos aéreas muestran una plaza colmada. Las columnas que ingresaron por las dos diagonales y por la Avenida de Mayo contaron con decenas de miles de trabajadores, organizaciones gremiales, estudiantiles, políticas. Se expresó una unidad de acción superior a todas las que se habían logrado hasta la fecha. La CTA logró construir un acuerdo programático con Camioneros y la CGT que encabeza Moyano, así como con la Federación Agraria, entre otros sectores. Alejandro Bodart y Vilma Ripoll fueron parte del palco, junto a Pino Solanas. Fueron duros los debates al interior de la CTA alrededor de la unidad de acción. Pero fue correcto haberlos dado con convicción, ya que la central se ha fortalecido con esta convocatoria unitaria. Aunque la CGT no llamó a parar, estamos frente a un hecho novedoso y muy positivo, que permitió una medida mucho más fuerte y confirma el nuevo momento que se vive en el país, marcado por el desgaste K y el creciente conflicto social.

Articular los reclamos desde el movimiento obrero

Otro dato importante es el pliego reivindicativo que se llevó adelante. A los puntos que la CTA planteó en el paro del 8/6 se incorporaron otros que respondían a las demandas de los sectores medios rurales y urbanos, a la juventud, los pueblos originarios, etc. Antes se tuvo una posición correcta frente al reclamo de prefectos y gendarmes planteando la sindicalización. Todo ello debe ser valorado como una gran conquista de los trabajadores. Por primera vez en mucho tiempo aparece un sector del movimiento obrero queriendo articular la pelea por un programa más general de reivindicaciones, buscando convocar a otros sectores sociales que rechazan la política del gobierno. Hay que mantener esta política, porque nos fortalece en la disputa de grandes franjas de la población con los proyectos del sistema que buscan sacar tajada del retroceso K. Y estamos hablando de una disputa decisiva para cualquier proyecto de cambios profundos.

Continuidad y pelea por un cambio en el país

Hay que debatir las conclusiones de lo que protagonizamos ayer en todos los lugares de trabajo, estudio, en el territorio, los gremios, las organizaciones, etc. Los trabajadores tenemos que tomar como una tarea presente la propuesta que hizo Pablo Micheli de preparar un nuevo paro nacional antes de fin de año. Esta vez tiene que parar la CTA y también la CGT que encabeza Moyano. Se debe construir una nueva movilización nacional ese día, que sea más grande que la del 10. Necesitamos garantizar la continuidad con un plan de lucha conjunto hasta torcerle el brazo al gobierno. A la vez, debemos tener presente que la salida a los problemas que vivimos sólo será posible con un cambio en el modelo de país. Por eso, aprovechando el pliego común de reclamos que ya hemos construido, tenemos que avanzar en debatir y proponer la lucha por un plan de emergencia obrero y popular, que reorganice el país y haga que esta vez la crisis la paguen los capitalistas, terratenientes y banqueros.

 

El MST se jugó por el paro en todo el país

Nuestra organización puso toda su energía al servicio del éxito del paro, las acciones en todo el país y la marcha a la Plaza de Mayo. La corriente sindical del MST que integra la CTA intervino intensamente en los debates de la central, impulsando con Pablo Michelli, dirigentes y cuadros, la política de plantarse frente al gobierno y sus medidas antiobreras, levantando un pliego nacional de reivindicaciones. También batallamos por un programa de la clase trabajadora que levante desde esa ubicación reclamos de los sectores medios de la ciudad y del campo, los sectores populares y el movimiento estudiantil. Así como por desplegar la mayor unidad de acción comenzando con la CGT de Moyano y también con el amplio arco de organizaciones que se movilizaron a la convocatoria. Por ello no solamente nos jugamos a parar y movilizar en los gremios estatales y privados de la central, en ATE, CICOP, las 12 provincias donde se paró y/o se realizaron acciones en el gremio docente, en telefónicos, UCRA, SUTNA y otros sectores de la CTA, sino en los lugares privados que no son de la central, muchos de los que vinieron con nosotros al encuentro de delegados de la actividad privada de CTA, como los ferroviarios de la Lista Violeta, los compañeros de la Bordó de Sanidad, Sindicato de Molineros, choferes de UTA, Subte, etc. Los militantes de nuestro partido, de la Juventud Socialista, del Movimiento Sin Trabajo Teresa Vive; nuestro diputado Alejandro Bodart y Vilma Ripoll, en los cortes y marchando a la plaza. Con millones de volantes que llamando al paro en todo el país y a través de nuestro periódico. Finalmente conformando una de las principales columnas de la Plaza de Mayo, y –aunque aquí reflejamos una parte- nos movilizamos en el resto del país. Por eso salimos fortalecidos para luchar por la continuidad. Y comprometidos con un mayor desarrollo de nuestra CTA.

Guillermo Pacagnini

Paro y marcha en Comodoro Rivadavia

Paro y corte de la ruta 3, cantando consignas contra el ajuste de Buzzi y Cristina Kirchner, aumento salarial, no al impuesto al trabajo, basta de pagarle subsidio Petróleo Plus a Pan American mientras no hay plata para la salud, la educación y vivienda Se marchó por ruta 3 hacia el Carrero Patagónico, retomando por ruta 3.

Rosario

La Jornada de Paro y la multitudinaria movilización congrego a más de 4000 trabajadores que marchamos por el centro de Ciudad para finalizar en un acto. Participaron la CGT San Lorenzo, Sindicato de Recolectores de Residuos, Dragado y Balizamiento, Causa y Efecto , SIPRUS, Docentes de AMSAFE , estudiantes secundarios y terciarios y universitarios FUR, MST, PCR, Libres del sur.

Santa Fe

Acto frente a la casa de Gobierno con mas de 600 personas., con la presencia de ATE, MOI, JUANITO LAGUNA, NARANPOL, EL MED, INUMA, MST, ANUSATE, CCC. Y en la que hubo oradores de cada una de ellas entre las cuales hablo Jimena Sosa por el MST.

Córdoba: Gran jornada de lucha

La CTA, ATE y la Corriente Sindical del MST, realizamos un numeroso acto en pleno centro de la ciudad. Raúl Gómez, planteó en el acto: “Marchamos porque el salario no es ganancia… ¿Porqué no le ponen impuestos a las multinacionales, a las megamineras y a Monsanto?”.