Convocatoria sindical de sectores de izquierda. Un encuentro que divide no sirve

Spread the love

 Un sector de la izquierda está convocando a un encuentro sindical para el 5 de marzo. Lamentablemente, como ya sucedió en otras oportunidades, se trata de una convocatoria sectaria y excluyente, por la impugnación del PO y el PTS a que nuestra corriente se integre como convocante.

Paca red

Guillermo Pacagnini

Los hechos

En diciembre PO y PTS realizaron una primera reunión a la cual ni siquiera nos convocaron.
El pasado viernes 5 se realizó en Ademys una segunda reunión, a la cual concurrimos invitados por algunos de los participantes. Nuestra corriente sindical participó con espíritu unitario y dispuestos a integrarnos a la tarea de lograr un evento sin exclusiones y por consenso de todas las fuerzas.
Lamentablemente, el PO y el PTS plantearon que sólo podíamos ser convocantes a condición de “romper públicamente con la CTA y renunciar a todos los cargos de conducción”. Una vez más hicieron gala de su sectarismo y autoproclamación, aunque esta vez de una manera burda y que refleja que no les importa en absoluto las necesidades de los trabajadores y su vanguardia de contar con una referencia de unidad en medio de un duro ajuste.
Más allá de las diferencias entre las corrientes presentes, era posible avanzar a un acuerdo programático en función de rechazar el ajuste de Macri, delimitarnos de la burocracia en todas sus expresiones y estructurar una agenda de reclamos y acciones consensuadas. Sin embargo las dos corrientes principales del FIT prefirieron impugnar nuestra participación con una metodología que nada tiene que envidiarle a las prácticas estalinistas. Reclamando balances, autocríticas y hasta renuncias coercitivas ajenas al modelo sindical democrático que se necesita construir.

Excusas para impedir nuestra participación

Ninguna de las agrupaciones presentes ignora que somos una corriente sindical nacional de izquierda que actúa con absoluta independencia política y organizativa en gremios estatales y privados pertenecientes a todas las centrales y que disputa por una nueva dirección democrática y combativa.
Como parte de esa pelea en la CTA integramos en 2010 la Lista 1 que fue un acuerdo táctico entre tres corrientes, una parte de la Germán Abdala (que se dividió, ya que el otro sector se presentó con la lista de Yaski), la CCC y nuestra corriente sindical, alrededor puntos programáticos correctos en defensa de las conquistas laborales y  de la autonomía sindical. Tenemos importantes diferencias políticas y metodológicas con la dirección mayoritaria de la CTA/A, y las venimos debatiendo públicamente. Somos muy críticos de la ubicación de la CTA en el actual escenario nacional. Pero, reivindicamos esa táctica unitaria, con la cual enfrentamos y derrotamos la maniobra de los K y el sector de Yasky de cooptar a la CTA completamente como pata sindical del gobierno de entonces.
La actitud sectaria hacia nuestra corriente tiene su costado ridículo. Ya que con las mismas corrientes que ahora nos impugnan,  compartimos la lista Multicolor en el gremio docente de Capital (UTE) y la Lila Multicolor en el SUTEBA. Con el PO compartimos la lista que conduce la CONADU-H, junto a la…Germán Abdala, la misma del oficialismo de la CTA con el cual ahora nos exigen romper. Asimismo el PO convivió años en la directiva de FOETRA Capital con la agrupación de Iadarola (CGT Moyano) y Marín (CTA, hoy con Yasky). ¿En qué quedamos?
Las otras corrientes presentes en esa reunión, IS, Rompiendo Cadenas y el Nuevo MAS, si bien manifestaron su disidencia con esta actitud de PO y PTS, terminaron cediendo a sus posiciones y se subordinaron a esos métodos burocráticos, que reproducen el viejo modelo sindical que todos planteamos combatir.

Algunas conclusiones

Estos y otros debates lícitos podrían desarrollarse en un marco fraternal en un encuentro unitario. Pero a estos sectores no sólo no les interesa generar acciones de unidad sino tampoco encarar estos debates de cara al activismo combativo.
Lamentablemente, una vez más se está preparando un encuentro que no sirve ni para apoyar las luchas que se multiplican contra el ajuste, los despidos y por el salario, ni para embretar a las centrales para generar la movilización nacional que se necesita ni mucho menos para darle impulso al proceso de recambio de dirección que requiere la clase trabajadora. En lugar de responder a estas necesidades, PO y PTS pretenden hegemonizar una pequeña convocatoria ordenada al servicio de sus aparatos. Es un rasgo permanente de estas corrientes sectarias y autoproclamatorias.  En el terreno político siempre rechazaron la unidad para mantener el control del FIT como cooperativa electoral y al servicio de ello utilizaron todo tipo de argumentos y mentiras como negar el carácter de izquierda a nuestro partido. Si esto es un crimen que atenta contra lograr una amplia alternativa política que dispute en serio, sus maniobras en el terreno sindical son doblemente nefastas, ya que generan divisiones que luego se trasladan a los conflictos.
Llamamos a los luchadores a rechazar y no convalidar con su presencia estos métodos burocráticos, que luego se reiteran cuando estas corrientes actúan en las luchas y los organismos de la clase obrera.
Construir un gran encuentro sindical sin exclusiones, realmente convocante de la izquierda sindical y miles de luchadores que buscan una referencia y que se transforme en un hecho político-sindical de trascendencia sigue siendo una tarea pendiente. Para ello deberá ser unitario, democrático y ordenarse por las necesidades de los trabajadores y no por los intereses mezquinos del proyecto político de cada sector. Desde la Corriente Sindical del MST, llamamos a los luchadores a trabajar por una convocatoria verdaderamente unitaria hacia el encuentro que se necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *