Scioli avanza en el ajuste bonaerense. Una ola naranja que destiñe

Spread the love

Mientras sigue de campaña por la playa, Scioli aprovecha para criticar los “cambios constantes” de opositores como Macri y Carrió o de Massa y el FAP-UNEN. Pero lo hace para hablar de su “confianza” en que el pueblo lo va a respaldar para llevar adelante lo que llamó “el gran capítulo del desarrollo” del país. Ese mismo Scioli que le decía a los estatales que no hay plata, pero si ajuste… Su ola naranja, destiñe. Es tiempo de terminar con la vieja política, su ajuste y privilegios de los de arriba.

Paca red

Escriben: Francisco Torres y Guillermo Pacagnini

Lejos de la exposición, en tapas de revistas, de la figura de Karina Rabolini, esposa del gobernador; o del viaje al Vaticano como presidenta de la Fundación Banco Provincia para promover supuestos “programas sociales”, cuando su marido recortó los presupuestos de Niñez, Minoridad o Desarrollo Social; los distintos diarios y radios de la provincia reflejaban la cruda realidad que padecemos los bonaerenses.

¿Tapar el sol de la inseguridad con un Operativo…?

No sólo en eso, Scioli emplea el doble discurso, imitando el estilo K. También se saca fotos con su sheriff Granados; con jefes y patrulleros de la Bonaerense por el Operativo Sol. Ostenta su política de “saturación” de uniformados y chalecos fluorescentes que rondan playas y balnearios. Lo hace al servicio de hablar de una “reducción en un 80% del delito” que se vio indemostrable.
El propio Granados lo desmentía unos días antes cuando debió reconocer que “en seguridad, la provincia está lejos de lo ideal, 6 puntos sobre 10…”. En verano el delito no perdona y no se salvaron ni legisladores de oposición, del desvalijado por estar de vacaciones.
Lo dicho por Granados fue a días de la muerte del joven policía de 22 años, David Sardi, un recién egresado que recibió un disparo en la cabeza que se le ‘escapó’ a su compañero de habitación en Pinamar, también egresado hacia un mes, con 18 años. Ambos fueron enviados a Villa Gesell por el Operativo Sol.
Esto resalta nuestra crítica a esta policía con formación exprés, de apenas 6 meses y luego salir a la calle a rondar con un arma. Con jóvenes que se inscriben, lejos del discurso de ‘la igualdad de oportunidades’, porque no encuentran otra forma de tener un sueldo fijo, estabilidad, cobertura médica y jubilatoria, pese a poner en riesgo su vida y la de otros.

Rojos de bronca, sin luz ni agua, pero sí arsénico

Con las mayores temperaturas, volvieron también los prolongados cortes de luz por la falta de inversión en obras, renovación y mantenimiento del cableado y la infraestructura en empresas privatizadas como Edelap. Que no son controladas ni sancionadas por el gobierno.
Más que ola ‘naranja’, los vecinos arden de bronca y sopor frente a electrodomésticos quemados, ventiladores y heladeras apagadas, alimentos y remedios arruinados. Sin un servicio básico por el que se pagan crecientes tarifazos.
El otro drama está en los reiterados cortes en el servicio de agua, la baja presión y el incremento de las pérdidas en calles y veredas, convertidas en ríos de un líquido esencial del que carecen miles de familias. Se calcula que en el partido de La Plata, habría 1.000 cañerías dañadas en la vía pública. También crece el reclamo por desbordes cloacales en muchos barrios de la Capital provincial.
Los vecinos sufren un servicio de baja calidad que presta ABSA, una empresa provincial que reconoce una fuerte desinversión y obsolescencia de las redes, que en algunos casos, se remontan a la época de la fundación de la ciudad. Para colmo, llegan las facturas de enero y febrero con los fuertes aumentos autorizados por Scioli, pese a los fallos adversos de la Corte.
A su vez asusta el mapa del arsénico en el agua de la provincia. No sólo en 9 de Julio que logró un fallo de la Corte Suprema considerando el agua como un derecho humano, sino también en Pehuajó, Carlos Casares, Bragado, Alberti, Chivilcoy, Junín y Chacabuco.

Sin atención en hospitales y escuelas deterioradas

También llovieron las denuncias sobre lo imposible de conseguir un turno telefónico en hospitales y clínicas. O acceder a una atención o consulta de rutina o complejidad. Faltan insumos, medicamentos, personal, aparatología y la infraestructura es crítica. Mientras aparecen casos y muertes como la del platense fallecido en el Hospital Español por hantavirus.
Por otro lado, los gremios docentes denuncian la crisis edilicia de miles de establecimientos educativos. Así lo hacen referentes de Alternativa Docente al recorrer escuelas de verano, en una ciudad como Mar del Plata, donde el MST Nueva Izquierda está haciendo una intensa actividad ante miles de bonaerenses y vecinos llegados de otras provincias.
Esta es una de las mayores asignaturas pendientes en materia educativa en la provincia y el estado de las escuelas está, hace años, en el centro de los reclamos de los papás. Por filtraciones en días de lluvia, caída de cielorrasos, baños clausurados, clases en los pasillos por falta de espacio, falta de mobiliario y obras paralizadas que obligaban a suspender las clases.

Rutas en ruinas, caen exportaciones y el mercado inmobiliario

Scioli anuncia que en 2015 reparará 3.500 km. de rutas, pero varias están intransitables por la falta de inversión y mantenimiento durante años. También hablan de millonarias inversiones en obras hidráulicas, pero las Asambleas de Inundados siguen reclamando.
Lejos del “gran capítulo del desarrollo” que Scioli intenta vender, las exportaciones de productos bonaerenses sufrieron una caída en 2014 de casi el 10%. Uno de los picos más bajos en volumen de exportaciones, sólo superado por el 2009 con la crisis del campo.
El mercado inmobiliario provincial sigue también en picada. El último dato de las escrituras registradas (de noviembre) muestra una caída del 6,8% en la cantidad de operaciones y del 9,9% en el total de montos declarados.
Detrás de un naranja chispeante en su publicidad, pero que destiñe en realidad, hay una provincia con una fuerte crisis social, cultural, económica, de su estructura de servicios, con un creciente endeudamiento y retroceso productivo y comercial. La oposición patronal y conservadora de la UCR y el FAP-UNEN, Massa o el PRO avalan el modelo de ajuste en la legislatura, votando todas sus leyes, presupuestos, avalando tarifazos e impuestazos.
Para terminar con esa vieja política, su modelo de ajuste y los privilegios de los de arriba, con el MST estamos poniendo en marcha una nueva izquierda. Sumate para hacerla crecer.

Terminar con el ajuste y los privilegios

En campaña, Scioli pinta todo de naranja reluciente, pero en paritarias habla de cuentas en rojo y una “proyección a la baja de los ingresos fiscales por la caída internacional del precio de la soja…”. No tienen cara.
En vez de ajustar al pueblo se debe terminar con los privilegios y la corrupción de la casta política, de los jueces, diputados, funcionarios y fuerzas de seguridad. Que ganen como una maestra, se los pueda revocar del cargo como parte de una reforma política que elimine el senado y democratice a fondo todo.
Poner fuertes impuestos a los dueños de la provincia, los pooles de siembra, terratenientes, grandes capitalistas, multinacionales y banqueros. Suspender todo pago de la ilegítima deuda pública provincial; recuperar la coparticipación cedida a la Nación y actualizar el Fondo del Conurbano.
Además de la municipalización o estatización de todos los servicios privatizados como la basura, el transporte, la luz, agua, gas y otros recursos como el petróleo, pero bajo el control de los trabajadores y usuarios.

Guillermo Pacagnini
Francisco Torres

– See more at: http://as.mst.org.ar/2015/02/05/scioli-avanza-en-el-ajuste-bonaerense-una-ola-naranja-destine/#sthash.59PtTw3i.dpuf

OlaNaranja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *