Se necesita otro paro y un plan de lucha

Spread the love

Después del 10 no hubo continuidad

Se necesita otro paro y un plan de lucha

El 10 hicimos un parazo, eso es un hecho. Pero también que el gobierno se niega a atender nuestros reclamos. Mientras tanto sigue el ajuste, los aumentos en cuotas y crecen las suspensiones en la industria. Moyano y Barrionuevo quieren marchas electorales al servicio del PJ. Hay que preparar nuevas medidas de lucha para enfrentar lo que se viene. 

Guillermo Pacagnini 

Guillermo Pacagnini 

Mesa Nacional  de la CTA

Coord. Corriente Sindical del MST

La realidad del país se desenvuelve tan rápido, que parece que el paro del 10 hubiera sido hace más tiempo. Por eso sirve reafirmar que se trató de una enorme manifestación de los trabajadores, donde demostramos que es claramente mayoritario el rechazo al ajuste implementado por el gobierno nacional y los gobernadores. También que la masiva adhesión a la medida fue un golpazo a los burócratas como Caló, Yasky y sus seguidores. Y que los piquetes desplegados por la izquierda y sectores sindicales combativos, fortalecieron la medida.

El gobierno sigue sin dar respuestas

A pesar de semejante acción obrera, el gobierno ha continuado con su política sin dar solución a los reclamos y atiza más la bronca. Aunque hemos logrado quebrar en buena medida los techos salariales, continúan los aumentos en cuotas, el impuesto al salario, la discriminación y los topes en las asignaciones familiares, el trabajo en negro y las jubilaciones de miseria para la inmensa mayoría de nuestros abuelos.
En estos días, se ha sumado la noticia de la caída en las ventas de Brasil y ya los industriales de las automotrices se cubrieron suspendiendo a más de 3000 trabajadores, una cifra que puede crecer.
También continúan las luchas salariales de docentes, estatales y trabajadores de la salud en distintas provincias, destacándose la huelga de los maestros de Salta.
Resumiendo: el gobierno no da soluciones a los problemas y sigue con sus medidas antipopulares. Por lo tanto la lucha tiene que seguir.

Moyano y Barrionuevo, buscando votos para reciclar al PJ

Ya se habían tomado más de un año para convocar un nuevo paro. Cuando lo hicieron, se negaron a movilizar, buscando descomprimir la pelea. El tan mentado paro de 36 hs con movilización, no dejó de ser una bravuconada destinada a descomprimir la efervescencia que había colocado la rebelión de docentes y estatales con epicentro en Buenos Aires.
Ahora, en lugar de aprovechar el impulso del 10/4, Moyano y Barrionuevo lanzaron el llamado a una marcha a Plaza de Mayo para el miércoles 14 de mayo, cuyo reclamo central será “la inseguridad”, con el programa de mano dura de Massa, claro está.
En el marco que señalamos arriba, esta medida no tiene nada que ver con lo que estamos necesitando los trabajadores. Se trata de una iniciativa pensada para tratar de llevar agua al molino del viejo PJ, con la mira puesta en el 2015. Por eso no hay que participar.

Por un nuevo paro y un plan de lucha

Desde nuestra corriente venimos planteando la necesidad de continuar la pelea con un paro activo de 36 horas, llamando asambleas en todos los lugares de trabajo para que la base decida y garantice las medidas. El 8 de mayo la CTA ha llamado a una Jornada de Movilización desde la Jefatura de Gobierno capitalina hasta el Congreso para repudiar la criminalización de la protesta, por una nueva ley sindical y los puntos pendientes del paro del 10. Más allá de las limitaciones, es una posibilidad concreta para canalizar parte de la bronca por abajo si se amplía la convocatoria, se organiza en conjunto con la Multisectorial y las fuerzas con las que se viene actuando en común y se reflejan en el acto las distintas expresiones que componen este arco de organizaciones.
Continuaremos batallando por la convocatoria a un nuevo paro y la organización de un plan de lucha. También impulsando un nuevo modelo sindical donde la base decida. Para seguir peleando por nuestras reivindicaciones, pero también por un plan de emergencia obrero y popular; que plantee dejar de pagarle a Repsol y a los buitres del Club de Paris; reestatizar bajo control social las empresas privatizadas y los recursos energéticos y una reforma impositiva para que paguen más los bancos, empresas y terratenientes. Y tras cortar ese saqueo, usar ese dinero para garantizar salario, trabajo, salud, educación y vivienda para los trabajadores y el pueblo, como un primer escalón de ese programa.
Llamamos a los trabajadores, en especial a los delegados y activistas combativos, a que demos juntos la pelea por estas propuestas.

11-Movi-CTA

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.