Causa fabricada contra Sobrero

Spread the love

Basta de criminalización de la protesta

.

.

.

Guillermo Pacagnini

.

.

El viernes 30/9, el delegado ferroviario Rubén “Pollo” Sobrero y el docente Portorreal, fueron injustamente detenidos. En una causa armada, sin ningún tipo de pruebas, se los acusó de haber promovido el incendio de los trenes del ferrocarril Sarmiento, en mayo de este año. La respuesta de movilización y repudio fue contundente y debieron liberarlos.

A diferencia de Pedraza que está preso por asesino y corrupto con pruebas de sobra, o de Zanola por adulterar medicamentos,  el encarcelamiento de Sobrero se dio sin que la Justicia, ni el Gobierno hayan mostrado indicio alguno de culpabilidad en un hecho a todas luces trucho: un trabajador no atenta contra su fuente de trabajo. En su carrera de mentiras y calumnias, el ministro de Cristina, Aníbal Fernández, acusó también a nuestro compañero Pino Solanas de instigar la quema de trenes.

La respuesta no se hizo esperar. Los ferroviarios pararon. Centenares de organizaciones y personalidades repudiaron el hecho. La movilización del lunes 3 por la mañana al Juzgado Federal de San Martín acompañando la declaración de los compañeros y la marcha unitaria de Congreso a Plaza de Mayo, presionaron para que salga a la luz el carácter trucho de la causa y tengan que liberar a Sobrero y Portorreal. Hasta Moyano, Yasky y sectores del propio oficialismo debieron pronunciarse criticamente. Fue una derrota de la política kirchnerista de criminalización que esta vez quedó expuesta sin tapujos ante la opinión pública.

Se necesita una campaña de unidad de acción

Haber tumbado esa injusta detención es un paso adelante, pero no alcanza. Ahora procesan a Vilma y otros luchadores en la causa Kraft-Terrabusi. Y a los dirigentes de la salud del Hospital Posadas y de los Autoconvocados de Tucumán. Son miles los procesados en el país. El gobierno “de los derechos humanos” comienza con judicialización pero cuando no le alcanza termina habilitando la represión directa o “tercerizada” a manos de patotas como sucedió con la 60. Catorce vidas como la de Mariano Ferreyra o las de los desocupados de Jujuy solamente en el último año, son sobrados motivos para realizar una fuerte campaña unitaria.

Desde el MST en el Movimiento Proyecto Sur llamamos a desarrollar la más amplia acción unitaria a todos los sectores que se reclaman democráticos. Con pronunciamientos, medidas de movilización y el compromiso de unificar esfuerzos en defensa de las libertades democráticas, contra la criminalización de la protesta, por el desprocesamiento y la inmediata libertad sin proceso judicial de los presos por luchar. Si tocan a uno, nos tocan a todos.