Al servicio del gobierno K: Yasky y su parodia electoral

10153795_734678763279561_5892159376510899284_n

Escribe: Guillermo Pacagnini

El 29 de noviembre Yasky convoca a votar en su corriente político sindical denominada CTA «de los trabajadores». Sin lugar a dudas se trata de una maniobra al servicio de apuntalar al gobierno que ha venido tratando de construir una «pata sindical» al servicio del modelo. Nosotros no participamos y llamamos a no votar en esa elección, porque hacerlo significaría avalar la maniobra y fortalecer a una corriente cuya existencia es funcional de manera indisimulada al gobierno responsable del ajuste y la entrega.
La CTA de Yasky ha sido desde su génesis un invento pergeñado por el oficialismo gobernante. Primero intentó cooptar a la CTA en su conjunto, pero habiendo sido derrotado por la lista 1 en las elecciones, desconoció las mismas y empujó a la ruptura de la central. Luego se dedicó, en unidad con el ministerio de trabajo, a boicotear el desarrollo de la CTA Autónoma, sin éxito por cierto.
No sólo criticamos su política al servicio del gobierno y que desde la dirigencia celeste de la CTERA se traicionó la lucha docente. Sino que nunca en estos años tuvo existencia real como central. No estuvo en las calles reclamando, boicoteó los paros generales que fueron masivos en el movimiento obrero y su único motivo de existencia fue el de transformarse en una claque aplaudidora de los actos de Cristina.
Lo lamentable es que un sector de la izquierda, encabezado por el PO, le hace de comparsa en la elección. Sin ningún fundamento, confunde y divide a los trabajadores llamando a participar de estas elecciones.
Si hay un parámetro evidente del carácter trucho e intrascendente de esta contienda, es que para poder legalizarla, el ministro Tomada, dilecto amigo de Yasky, después de años de intentar ningunear a la única CTA que estuvo en las calles, la Autónoma, encabezada por Pablo Micheli y cuya conducción integra nuestra corriente en todo el país, se vio obligado a reconocerla y otorgarle la inscripción gremial, para poder dibujar una legalidad y autorizar la elección de la banda de Yasky.
Después de todo, en los afiches fijados en el centro de la ciudad, dice claramente: «Ni de los buitres, ni de los patrones…» Del gobierno, no dice nada. A confesión de parte…

527139a388de0

Yasky y su banda aplaudidora

– See more at: http://as.mst.org.ar/2014/10/29/al-servicio-del-gobierno-yasky-su-parodia-electoral/#sthash.yzUzXdPu.dpuf