Nota La Nación 19/4/2015 sobre intervención Hospital Posadas

Salud

Sorpresa en el hospital Posadas ante el anuncio de intervención

Los trabajadores y los gremios denuncian que hay precarización laboral, falta de insumos e inseguridad; la medida ya fue publicada, ayer, en el Boletín Oficial

Por Eduardo D’Argenio  | LA NACION

LA PLATA.- Sorpresa. Ése el sentimiento predominante entre quienes trabajan en el hospital Posadas, a partir de la intervención dispuesta anteayer por el Gobierno, al no haber encontrado relación entre las inversiones en la institución, “con la calidad de atención esperada”.

Inseguridad, falta de insumos, precarización laboral y un presunto descontrol en el manejo de los fondos son algunas de las posibles causas que ensayan los trabajadores y gremios en una recorrida que LA NACION realizó en el lugar. Además, circularon versiones que cuestionaron la “política de limpieza” del hospital que podría haber afectado de gravedad la salud de pacientes menores de edad.

“No se habla de malversación de fondos, sino que se invertía mucho dinero que no se reflejaba en la atención que se brindaba”, intentó desligarse el desplazado director Donato Spaccavento.

De manera inusual para un día del fin semana fue publicada en el Boletín Oficial la medida y la designación del flamante interventor, Domingo Martín Latorraca. “Nos pidieron mejorar la gestión”, dijo el médico, y descartó que, por el momento, fuera a evaluar la gestión anterior.

POSIBLES CAUSAS

Ayer no resultó tarea sencilla entablar diálogo con quienes trabajan en el hospital. Había temor, algo de desconfianza y un comprensible desconocimiento sobre la nueva etapa que se abre con la designación de Latorraca. “Sabíamos que algo iba a pasar, pero realmente me sorprendí cuando me enteré de la noticia”, dijo Sofía, que es enfermera. Para un médico que prefirió el anonimato, “ya son demasiados años de descontrol. Los que estaban hasta hace unos días intentaron mejorarlo, pero esto es un monstruo inmanejable”.

Para Alejandro, técnico anestesista desde hace 16 años, “más allá de que a veces tenemos problemas con los insumos, es muy marcada la diferencia entre la gestión del kirchnerismo y el desastre en que estaba sumido el hospital durante la etapa de [el ex presidente Fernando] De la Rúa”.

Oscar, que cumple tareas de limpieza, no ocultó su malestar con lo que él define como “los desmanejos de guita que hay acá”, ya que “adelante, cuando uno llega, parece todo muy lindo, pero se olvidaron de lo más importante: la gente que se viene a atender”.

Ese “adelante” al que se refiere el operario es un nuevo edificio anexo de moderna superficie vidriada, que se levanta en el frente del hospital, y que marca un notorio contraste con la vieja estructura.

Para Jorge Yabkowski, presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa), la medida anunciada “es una puesta en escena espectacular, para tapar los problemas del hospital, que son muy graves, y necesitan solución urgente”. Y agregó a LA NACION: “Intervenir un hospital significa abrir los libros contables para investigar el manejo del dinero, por parte de una comisión independiente, teniendo en cuenta que desde el propio Gobierno se reconoce que no son claras las cuentas, que es lo mismo que admitir la existencia de corrupción”.

En tanto, Guillermo Pacagnini, secretario general de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop), dijo a LA NACION: “No dejó de sorprendernos esta decisión, porque el jueves pasado [el día previo al anuncio] fuimos a plantear una serie de reclamos al Ministerio de Salud, y no nos anticiparon absolutamente nada”.

Al igual que Yabkowski, planteó: “Además del evidente estado de corrupción, nuestra lucha apunta a la precarización que padece el 75% de los trabajadores del hospital, por lo que se requiere la democratización de todos sus estamentos y, por lo tanto, no hay lugar para el optimismo”.

LA MEDIDA EN PALABRAS

Donato Spaccavento

Ex Director

“No se habla de malversación de fondos, sino de inversiones que no se reflejan en la atención”

Martín Latorraca

Flamante interventor

“Nos pidieron mejorar la gestión del hospital. No haremos aún una evaluación de la anterior”

UN GIGANTE QUE SE LEVANTA EN EL PALOMAR

  • A un costado de la autopista Acceso Oeste, en jurisdicción de la localidad de El Palomar, en el partido de Morón, se levanta este gigantesco hospital cuya superficie total supera los 72.000 metros cuadrados, distribuidos en siete pisos, a lo largo de cuatro pabellones.
  • Centro de referencia sanitario para la populosa zona oeste del conurbano bonaerense, el Hospital Nacional Profesor Alejandro Posadas cuenta con una planta de 4000 personas (entre profesionales y no profesionales), mientras que, en promedio, son atendidas casi 800.000 personas por año.