Después del paro general: seguirla con 48 hs y un plan de lucha

Hay que seguirla con 48 hs y un plan de lucha

 La medida de fuerza nacional de los días 27 y 28 ocupó el centro de la escena nacional y también abrió importantes debates entre los luchadores que es menester abordar. Se trató de una nueva demostración masiva de la bronca y la fuerza de los trabajadores que superó la disputa mancomunada del gobierno, la patronal y los dirigentes sindicales oficialistas. Fue un castigo al ajuste pero menor que el del 10 de abril, en gran parte por la política burocrática rol  de los Moyano y Barrionuevo. El acierto de convocar a las 36 hs y las acciones de la CTA y fundamentalmente el creciente protagonismo de la izquierda y los piquetes fueron un factor positivo para que la medida se sienta con fuerza. Ahora, hay que seguirla con 48 hs y un plan de lucha.

GuillePaca

Guillermo Pacagnini

El debate sobre el balance del paro es muy importante. Y es bueno no quedar entrampa-dos en posiciones que distorsionan lo que pasó, con el objetivo de, o bien negar la realidad del país, o bien ocultar sus responsabilidades frente a los trabajadores.

Radiografía del paro

Lo primero es que se trató de una medida nacional -la segunda en 2014 y la tercera en el gobierno K- que se expresó en grandes sectores de los trabajadores. Se sintió entre los estatales, docentes y trabajadores de la salud; fue fuerte en ferroviarios, bancarios, alimentación. También impacto en sectores de la industria, aunque con desigualdades. Primó en las grandes ciudades, con menor incidencia en el interior.
En Capital algunas líneas del subte se sumaron. Aunque la UTA no paró, muchas líneas de colectivos circularon con pocos pasajeros. Y esto se mantuvo así durante todo el día. Es decir, fue un nuevo golpe al gobierno y las patronales. Y otro cachetazo a la CGT Caló, a Pignaneli, a Yasky y demás dirigentes gobier-neros, que profundiza el odio y la ruptura de sus bases. Por supuesto que los presidenciables del establishment, de manera abierta o encubierta estuvieron en la vereda de enfrente de los trabajadores. Su presencia o aval al Consejo de las Américas, reunido el mismo día del paro, además de un símbolo provocador, fue una verdadera confesión de parte de su defensa del modelo de ajuste.

¿Por qué no fue como el 10 de abril?

Sin perder de vista el marco anterior, también se debe analizar que la medida fue menor al paro del 10 de abril. Y esto se explica por varias razones:
· La recesión está golpeando y la preocupación por no perder el empleo hizo que hubiera sectores -fundamentalmente en la industria- que, bajo las presiones patronales y con una convocatoria dividida, no se sumaran.
· La decisión de la UTA de no parar, tras recibir las prebendas del gobierno y conseguirle subsidios a las patronales del transporte.
· El desprestigio gigantesco de Moyano, Barrionuevo y demás dirigentes burocráticos, que tardaron cuatro meses en convocar nuevamente luego del parazo de abril. Es un secreto a voces que estuvieron haciendo la plancha porque apuntalaron la gobernabilidad pese al aumento de los despidos, suspensiones y el ajuste. Y que, además de garantes del viejo modelo sindical -punto que comparten con la burocracia oficialista- trabajan para proyectos políticos -como ahora el de Macri- que se dan de bruces con las necesidades obreras y populares.
En ese escenario de disputa, haber logrado una medida tan importante es un triunfo de los trabajadores. Aquí hay que valorar positivamente la decisión de la CTA de convocar a una medida de 36hs, cortes y una movilización unitaria con la izquierda a Plaza Congreso el día 27. Junto a los piquetes de la izquierda del 28, la medida nacional tuvo un carácter activo, contrastando con inmovilismo propuesto por la CGT.

La izquierda y los sectores combativos ganan protagonismo

La izquierda (y nuestra corriente como parte de ella) emergió como uno de los factores clave del paro con un protagonismo superior al que ya se había conseguido en abril. Movilizando, yendo a garantizar piquetes en los principales accesos y puntos importantes de las grandes ciudades del país, debatiendo en asambleas e impulsando la medida desde abajo, proponiendo un programa con una salida para que la crisis no la paguemos los trabajadores. Los sindicatos y seccionales, las comisiones internas y agrupaciones gremiales orientadas por la izquierda, junto al papel público de los partidos fueron uno de los actores del paro, reconocido por los analistas y por la propia burocracia, muy a su pesar. Por eso, fueron blanco de los ataques y acusaciones del gobierno y los medios oficialistas, con la complicidad de los dirigentes vendidos, que ven allí el germen de una nueva dirección democrática y de lucha.
Es así porque ante los ataques de gobernantes y empresarios y la traición permanente de la burocracia, crece entre los trabajadores la decisión de salir a la pelea y organizarse con quienes de verdad quieren pelearla hasta el final. La radicalización y el protagonismo de los luchadores obreros, es sin dudas una expresión del peso creciente de la izquierda en la escena nacional.

El día después

El gobierno rápidamente salió a decir que no modificará el impuesto al salario ni abrirá las paritarias. Después, con el vergonzoso aval de Caló y Yasky, intentó descomprimir con el anunciando aumento del salario mínimo que está a años luz del índice inflacionario, fragmentado en cuotas y que además impacta solamente en el 1% de los trabajadores. Una verdadera burla urdida en una reunión de amigos del gobierno. Mientras negaban respuestas a los trabajadores, Kicillof disertaba en el Consejo de las Américas y consensuaba con las grandes empresas y bancos los planes para seguir garantizando los negocios capitalistas y la entrega del país.
Ante este panorama muchos trabajadores se preguntan para qué sirven estas medidas, si no logran torcerle el brazo al gobierno y las patronales. Más allá que el paro ayuda a las luchas sectoriales en curso -como las de salud, estatales y algunas empresas privadas- y sirve para acumular fuerzas, esas dudas son reales y tienen que ver con el rol de la burocracia sindical. Porque la desconfianza en esos dirigentes de las CGT es fundada, ya que en lugar de estar discutiendo la continuidad, a lo sumo planean alguna marcha para el mes que viene, privilegiando el desarrollo de proyectos electorales de carácter patronal.

Las próximas tareas

Nosotros somos categóricos. Para derrotar el ajuste, se necesita darle continuidad a este paro y sin dilaciones. Porque urge imponer una ley que prohíba despidos y suspensiones con estatización de toda empresa que no cumpla; aumentar salarios, jubilaciones y planes sociales y ponerle coto a la sangría de la deuda, como primeras medidas de un plan de emergencia para salir de la crisis. No podemos quedarnos de brazos cruzados y esperar otras medidas aisladas dentro de varios meses. Hay que debatir las conclusiones del paro en todos los lugares de trabajo y decidir las próximas medidas de lucha. Preparando y exigiendo un paro activo de 48 hs y un plan de lucha nacional.
Unida a la pelea por la continuidad y por un programa de salida, se coloca con fuerza la batalla por una nueva dirección y un nuevo modelo sindical democrático para el movimiento obrero. Hay que seguir recuperando seccionales, comisiones internas y sumando nuevos delegados.
Para empujar con mayor fuerza estas primeras tareas, no sirve despilfarrar la energía que mostró la izquierda política y social cuando pegó junta en estos días de lucha. Hay que superar el divisionismo autoproclamatorio de los espacios sindicales que impulsan por separado el PO, el PTS y otras fuerzas del FIT. Hace falta un plenario de todas las corrientes de izquierda y combativas para discutir cómo encarar la continuidad de la pelea. La CTA también tiene que ser parte de la convocatoria.

Para responder a lo que viene, la pelea sindical no es suficiente

La otra gran tarea tiene que ver con la necesidad de una alternativa política de los trabajadores. Una fuerza unitaria de toda la izquierda política y social, para dar batalla contra los partidos y políticos del sistema. Te invitamos a fortalecer el MST-Nueva Izquierda para pelear por esa amplia unidad. Se vienen nuevas confrontaciones. Los trabajadores han mostrado decisión de poner el cuerpo para defender su dignidad. La burocracia hará el trabajo sucio para patronales y gobierno, buscando derrotar al nuevo activismo. Tenemos que unirnos para estar a la altura de esta realidad y lograr una nueva dirección para el movimiento obrero.
El paro mostró que hay condiciones de avanzar y también los problemas a superar. Manos a la obra.

  Guillermo Pacagnini    

Mesa Nacional CTA  

Coord. Corriente  Sindical del MST

 

Encuentro de trabajadores en lucha. Opinión de la Corriente Sindical del MST

Logo-corriente-sindical-MST

El sábado 16/8 se realizó un importante Encuentro de Trabajadores en Lucha, en la colectora de Panamericana frente a la fábrica Donnelley. Una mesa integrada por 2 compañeros de las internas de Donnelley, de LEAR y de EMFER bajo una bandera con la consigna «Familias en la calle Nunca Más» presidió el Encuentro. Martín Killing, delegado de Donelley, Rubén Matu de LEAR y Alfredo Luque de EMFER, abrieron las deliberaciones. Más de 1.200 compañeros y compañeras seguían con atención las intervenciones. Estaban presentes delegados y activistas de fábricas, talleres, hospitales, escuelas y reparticiones, delegaciones de los SUTEBA combativos, una delegación de la CTA nacional, e importantes delegaciones sindicales de los partidos de izquierda. La Corriente Sindical del MST estuvo presente con una numerosa delegación de delegados y trabajadores de la zona norte, metalúrgicos, ferroviarios, del neumático, docentes, estatales, judiciales, trabajadores de la salud, etc. Guillermo Pacagnini, secretario general de CICOP y de la Mesa Nacional de la CTA, llevó las propuestas de la Corriente Sindical del MST. Lo mismo hizo María Damasseno, representante de la oposición en la Junta Ejecutiva de CTERA. Y otros compañeros de nuestra corriente. El Encuentro tuvo mucha repercusión entre el activismo y la vanguardia, y logró también aparecer en los medios de comunicación, mostrando el avance de las nuevas conducciones combativas frente a la burocracia sindical. Es que la necesidad de coordinar las luchas y enfrentar juntos el ajuste de las patronales, la burocracia sindical y el gobierno, es enorme. Por eso, el Encuentro era una oportunidad para superar la división y atomización de los espacios sindicales combativos, y para resolver medidas concretas de apoyo a Donnelley, LEAR, EMFER-TAST.SA y a todos los que luchan. Durante casi 5 horas, todos los participantes expusieron sus propuestas bajo un sol primaveral que por momentos agobiaba. Se votó en forma unánime apoyar con todas nuestras fuerzas las luchas en curso de DONNELLEY, LEAR y EMFER-TAT.SA, la lucha por la estatización de toda fábrica que quiera cerrar y despedir trabajadores, y apoyar todo lo que resuelvan las asambleas de las fábricas en lucha. Pero lamentablemente, se perdió una oportunidad de lograr consensos muy superiores. Y sobre todo, de salir con una posición común sobre el paro y la jornada de lucha que la CTA convocó para la próxima semana. Los compañeros del PTS se negaron, durante todo el Encuentro, a coordinar en forma efectiva, con las otras corrientes sindicales presentes, las resoluciones finales. Y se negaron también, a expresar claramente su apoyo y participación en la jornada de lucha y el paro de la CTA, que era una acción concreta de los próximos días. Estos Encuentros son un paso positivo en la necesaria unidad y coordinación de las luchas, pero solo avanzaremos si son profundamente democráticos y si todos los que participamos, lo hacemos no para excluir a nadie ni para autoreferenciarnos, sino si ponemos por delante de las diferencias que tengamos, la necesidad de que las luchas triunfen y de enfrentar unidos los ataques de la patronal, la burocracia y el gobierno.

Corriente Sindical del MST

Pacagnini en Donnelley

Pacagnini en Donnelley

CICOP: Plan de lucha hospitales y centros de salud bonaerenses

Por resolución del Congreso Provincial de Delegados
CICOP inicia un plan de lucha por la reapertura de paritariasVamos por salarios y una partida presupuestaria de emergencia
Martes 12/8: Jornada provincial de lucha con movilización a Ensenada en defensa de los compañeros despedidos de los CAPS

Jueves 21/8: PARO activo de 24 hs, con Movilización a la Casa de la Provincia de Bs As. Se propone coordinar con los demás gremios estatales

Sábado 23/8: Nuevo Congreso para evaluar la repercusión de las medidas y preparar la continuidad de las acciones. 

El XXXVIII Congreso Extraordinario se reunió en la sede de la CTA Nacional el viernes 8/8 con una importante concurrencia de delegados representando a numerosas seccionales, debatiendo por espacio de tres horas la crítica situación que atraviesan los hospitales y centros de salud, tanto en lo atinente a las condiciones de trabajo como al funcionamiento del sistema. Sueldos licuados por la inflación y el impuesto al salario, falta de insumos, déficit y retraso en los nombramientos y problemas edilicios en establecimientos provinciales y municipales fueron los puntos comunes, más allá de los matices propios de cada lugar. Se concluyó en la necesidad de iniciar un plan de lucha con centro en el reclamo de reapertura de paritarias para discutir salarios, nombramientos y demás temas, así como también en levantar con fuerza la necesidad de una partida presupuestaria de emergencia para financiar estas demandas.

Asimismo, se plantearon los temas de libertad sindical y precarización que hoy tienen epicentro en los municipios, con sus delegados presentes: el conflicto de Ensenada, con cinco dirigentes de CICOP despedidos, y el del hospital y centros de salud de San Pedro, cuyos profesionales no cobran en tiempo y forma sus sueldos desde hace más de un año.

Además, se hizo presente en el Congreso el compañero Alfredo Luque, de la comisión interna de EMFER, quien presentó un panorama de los conflictos derivados del clima recesivo, en particular EMFER/TATSA y LEAR. El Congreso resolvió solidaridad activa con los mismos.

Pliego de reclamos votado por el XXXVIII Congreso de CICOP:

  1. Reapertura de paritarias general del estado y sectorial de 10.471. Solicitamos que se discuta un aumento salarial del 30 % para cubrir el desfasaje inflacionario, con cláusula de actualización trimestral automática. Aumento equivalente para todos los residentes y de los fondos y montos de los reemplazos de guardia.

  2. Reclamamos que el gobierno disponga de una partida presupuestaria de emergencia para satisfacer la creciente demanda de atención de la población, que permita que se abastezca plenamente de insumos y aparatología necesaria a los hospitales y centros de salud y que se puedan culminar las obras paralizadas más urgentes y necesarias. Que dicha partida se financie con impuestos progresivos donde paguen más los que más tienen.

  3. Que designen de inmediato todos los 1 a 1 pendientes. Que se aceleren los trámites de designación estancados y se regularicen los interinatos con el Concurso de Ingreso a Carrera. Que comience a funcionar la comisión con nuestro sindicato y el gobierno para la determinación de los planteles necesarios.

  4. Anulación del impuesto al salario, mal llamado “impuesto a las ganancias”. Hasta que se efectivice dicha medida, que el gobierno provincial se haga cargo del pago de ese regresivo impuesto.

  5. Reiniciar rápidamente la discusión de la temática de desgaste laboral bregando por resoluciones concretas en el tema.

  6. Cumplimiento de los acuerdos paritarios anteriores en designar nuevos hospitales con desfavorabilidad de acuerdo con el score establecido. Que los residentes de establecimientos con desfavorabilidad cobren la misma.

  7. Jerarquización de los reclamos para los compañeros de las seccionales municipales por equiparación salarial, libertad sindical y desprecarización laboral. Particularmente el apoyo a los dos conflictos municipales actuales:

Ensenada: Movilización el 12/8

San Pedro: Movilización en fecha a designar, la primera semana de setiembre

  1. Apoyo y solidaridad efectiva con los trabajadores despedidos y suspendidos en el sector industrial para lo cual se dispone de un fondo de ayuda económica a los trabajadores de la ferrovial EMFER-TATSA, la autopartista LEAR y la empresa Redengas (Paraná, Entre Ríos).

  2. Convocatoria a nuevo Congreso para el sábado 23/8 a las 9 hs en la sede central de CTA Nacional, Lima 609, CABA.

10577080_10204717349316151_6493495020225530696_n

Alfredo Luque de la interna de EMFER habla en el Congreso de CICOP

10553463_10204717245313551_8302513636107376751_n 10525678_10204717245713561_7328591966210350467_n

3/7: Jornada Nacional de lucha de FeSProSa por la derogación del impuesto al salario

Flyer Fesprosa 3 de julio
QUE NO NOS ROBEN NUESTRO SALARIO
DEROGACIÓN YA DEL IMPUESTO A LAS GANANCIAS PARA LOS TRABAJADORES
3 de julio Jornada de Lucha Nacional
El próximo jueves 3 de Julio la FESPROSA ha convocado a una Jornada Nacional de Lucha bajo la consigna “Que no nos roben nuestro salario”.Decenas de miles de profesionales y trabajadores de la salud de todo el país están sufriendo en estos días descuentos monstruosos en sus recibos de sueldo y del medio aguinaldo.En algunos casos esos descuentos por  impuesto a las ganancias hacen desaparecer las conquistas obtenidas en las paritarias.Esto es producto del ajuste fiscal decidido por el gobierno nacional y aplicado bajo la forma de la no modificación del piso del impuesto,el que  impacta con más fuerza y alcanza ahora a mayor cantidad de trabajadores.Las decisiones de pagar al Club de París ,a Repsol y ahora a los fondos buitres ha implicado,necesariamente,una disminución de los salarios.El gobierno ya decidió quien tiene que hacer el sacrificio para “honrar” una deuda externa no auditada y declarada fraudulenta por un fallo judicial firme en el año 2000.
El Jueves  3 profesionales y trabajadores de la salud de todo el país detendrán a las once sus actividades para realizar asambleas,actos y movilizaciones con el fin exigir  se termine de una vez por toda con el impuesto la salario de los trabajadores.
 A las 8 el CEN de FESPROSA brindará una conferencia de prensa en su sede de Caseros 4140 para dar detalles de la medida en todo el país.

Se necesita otro paro y un plan de lucha

Después del 10 no hubo continuidad

Se necesita otro paro y un plan de lucha

El 10 hicimos un parazo, eso es un hecho. Pero también que el gobierno se niega a atender nuestros reclamos. Mientras tanto sigue el ajuste, los aumentos en cuotas y crecen las suspensiones en la industria. Moyano y Barrionuevo quieren marchas electorales al servicio del PJ. Hay que preparar nuevas medidas de lucha para enfrentar lo que se viene. 

Guillermo Pacagnini 

Guillermo Pacagnini 

Mesa Nacional  de la CTA

Coord. Corriente Sindical del MST

La realidad del país se desenvuelve tan rápido, que parece que el paro del 10 hubiera sido hace más tiempo. Por eso sirve reafirmar que se trató de una enorme manifestación de los trabajadores, donde demostramos que es claramente mayoritario el rechazo al ajuste implementado por el gobierno nacional y los gobernadores. También que la masiva adhesión a la medida fue un golpazo a los burócratas como Caló, Yasky y sus seguidores. Y que los piquetes desplegados por la izquierda y sectores sindicales combativos, fortalecieron la medida.

El gobierno sigue sin dar respuestas

A pesar de semejante acción obrera, el gobierno ha continuado con su política sin dar solución a los reclamos y atiza más la bronca. Aunque hemos logrado quebrar en buena medida los techos salariales, continúan los aumentos en cuotas, el impuesto al salario, la discriminación y los topes en las asignaciones familiares, el trabajo en negro y las jubilaciones de miseria para la inmensa mayoría de nuestros abuelos.
En estos días, se ha sumado la noticia de la caída en las ventas de Brasil y ya los industriales de las automotrices se cubrieron suspendiendo a más de 3000 trabajadores, una cifra que puede crecer.
También continúan las luchas salariales de docentes, estatales y trabajadores de la salud en distintas provincias, destacándose la huelga de los maestros de Salta.
Resumiendo: el gobierno no da soluciones a los problemas y sigue con sus medidas antipopulares. Por lo tanto la lucha tiene que seguir.

Moyano y Barrionuevo, buscando votos para reciclar al PJ

Ya se habían tomado más de un año para convocar un nuevo paro. Cuando lo hicieron, se negaron a movilizar, buscando descomprimir la pelea. El tan mentado paro de 36 hs con movilización, no dejó de ser una bravuconada destinada a descomprimir la efervescencia que había colocado la rebelión de docentes y estatales con epicentro en Buenos Aires.
Ahora, en lugar de aprovechar el impulso del 10/4, Moyano y Barrionuevo lanzaron el llamado a una marcha a Plaza de Mayo para el miércoles 14 de mayo, cuyo reclamo central será “la inseguridad”, con el programa de mano dura de Massa, claro está.
En el marco que señalamos arriba, esta medida no tiene nada que ver con lo que estamos necesitando los trabajadores. Se trata de una iniciativa pensada para tratar de llevar agua al molino del viejo PJ, con la mira puesta en el 2015. Por eso no hay que participar.

Por un nuevo paro y un plan de lucha

Desde nuestra corriente venimos planteando la necesidad de continuar la pelea con un paro activo de 36 horas, llamando asambleas en todos los lugares de trabajo para que la base decida y garantice las medidas. El 8 de mayo la CTA ha llamado a una Jornada de Movilización desde la Jefatura de Gobierno capitalina hasta el Congreso para repudiar la criminalización de la protesta, por una nueva ley sindical y los puntos pendientes del paro del 10. Más allá de las limitaciones, es una posibilidad concreta para canalizar parte de la bronca por abajo si se amplía la convocatoria, se organiza en conjunto con la Multisectorial y las fuerzas con las que se viene actuando en común y se reflejan en el acto las distintas expresiones que componen este arco de organizaciones.
Continuaremos batallando por la convocatoria a un nuevo paro y la organización de un plan de lucha. También impulsando un nuevo modelo sindical donde la base decida. Para seguir peleando por nuestras reivindicaciones, pero también por un plan de emergencia obrero y popular; que plantee dejar de pagarle a Repsol y a los buitres del Club de Paris; reestatizar bajo control social las empresas privatizadas y los recursos energéticos y una reforma impositiva para que paguen más los bancos, empresas y terratenientes. Y tras cortar ese saqueo, usar ese dinero para garantizar salario, trabajo, salud, educación y vivienda para los trabajadores y el pueblo, como un primer escalón de ese programa.
Llamamos a los trabajadores, en especial a los delegados y activistas combativos, a que demos juntos la pelea por estas propuestas.

11-Movi-CTA

 

Se reunió en Mar del Plata la Conducción Nacional de la CTA

 

Luego de dos días de debates, la Conducción Nacional de la CTA, integrada por la Mesa ejecutiva nacional y los secretarios de las regionales del país, se reunió en Mar del Plata, realizando un balance del paro del 20N y de las demás actividades del año, así como una primera planificación para el 2013. La principal resolución fue la de convocar a una movilización masiva para diciembre con el objetivo de volver a exigir los 32 puntos reclamados en el Paro Nacional del 20 de noviembre, con especial énfasis en el aumento compensatorio de 4 mil pesos para todos los trabajadores. Dicha resolución se plasmó luego en la marcha conjunta con CGT para el 19. Hubo resoluciones organizativas importantes tendientes a impulsar la construcción de la CTA junto a una campaña de afiliación y resoluciones políticas relativas a la movilización. Entre ellas la convocatoria a Congreso Nacional Federal para el primer semestre de 2013, encuentros sectoriales de juventud, movimientos sociales, salud laboral y originarios, así como una con
sulta popular para el 2013 junto a una campaña por la soberanía de los bienes comunes (recursos naturales).

Declaración de Mar del Plata

A casi treinta años del retorno de la democracia, a 20 años del Congreso del Parque Sarmiento, acto bautismal de nuestra CTA, y a punto de finalizar un 2012 signado por el conflicto social, la prepotencia patronal, la criminalización de la protesta y los intentos de restaurar la gobernabilidad del poder dominante a través de instrumentos como la Ley Antiterrorista, Ley de ART, y proyecto de reunificación de los códigos Civil y Comercial, la Central de Trabajadores de la Argentina expresa su inclaudicable voluntad de lucha en defensa de los derechos de nuestra clase y su preocupación por la actitud de soberbia del Gobierno y los grupos hegemónicos que persisten en desconocer, ningunear y hacer oídos sordos a los justos reclamos populares.
Después de una década de gobierno kirchnerista permanece invicta la injusta matriz productiva y distributiva de la riqueza con la consecuente desigualdad social. Se han perdido 120.000 puestos de trabajo asalariados en el primer semestre de este año, casi el 50 por ciento de los trabajadores siguen en condición de no registrados, precarios, en negro, tercerizados. Frente a los magros salarios, un tercio de los hogares bajo la línea de pobreza, millones de jóvenes no trabajan ni estudian, el saqueo de nuestros bienes comunes, la creciente concentración y extranjeri-zación de la economía, el Gobierno se encierra en su propio relato de realismo mágico construyendo una visión binaria, fracturista de la sociedad, que alienta el odio y malversa la historia.
Un gobierno que se ha dedicado todo este tiempo a insultar y despreciar a los trabajadores y sus organizaciones representativas, llegando al colmo de tener que escuchar ayer a la Presidenta que vetó la Ley del 82 por ciento móvil, comparando a los jubilados con los fondos buitres porque recurren a la Justicia para pedir lo que les corresponde, mientras ven como el Gobierno mete la mano en los fondos de la ANSES para pagar deuda pública.
Aquí resulta oportuno ratificar los lineamientos históricos de la CTA de no pago de la deuda ilegítima e inmoral sin realizar antes una auditoría que establezca que porción de esa deuda es legítima y cual no. Igualmente, el Gobierno debe terminar de ceder soberanía aceptando concurrir a tribunales de justicia extranjera para dirimir litigios con los acreedores de cualquier pelaje y color.
No se justifica que nuestro país permanezca como miembro del CIADI que es lo mismo que reflotar a los organismos de la usura internacional como el FMI, cuando Brasil nunca integró ese organismo y Venezuela, Ecuador y Bolivia se han retirado para no estar a merced de la voracidad de las corporaciones transnacionales.
Teniendo en cuenta que el Gobierno no ha respondido satisfactoriamente a ninguno de los reclamos incluidos en el pliego de reivindicaciones sostenido en la calle con motivo de los paros nacionales del 8 de junio, 10 de octubre y 20 de noviembre, la CTA ratifica el rumbo de unidad de acción para frenar el ajuste y promueve para el mes de diciembre una Jornada Nacional de Movilización por una Navidad sin Hambre y una Patria con Justicia Social.
Mar del Plata, 30/11/ 2012.

A 11 años del Argentinazo

Se cumplen once años de la semiinsurrección que terminó con el gobierno de Dela Rúa, que tumbó 4 gobiernos más y descalabró el régimen bipartidista, abriendo una nueva etapa en nuestro país.

Hablar del 2001, implica rememorar el hecho histórico. Sobre todo porque desde la izquierda revolucionaria defendimos esa gesta como un proceso revolucionario abierto, polemizando con los que minimizaron su importancia política y con los que bregaron por cerrar las heridas del viejo régimen en crisis.

Pero lo fundamental es capitalizar las enseñanzas centrales de ese proceso, actualizarlas y desde ahí plantearnos las tareas que quedaron pendientes. Y es evidente, que el resonante “que se vayan todos” de esos días, no se tradujo en la construcción de una alternativa política con peso de masas, que se planteara gobernar el  país para concretar los cambios que el pueblo demandaba. Por esa ausencia, aunque más débil, se recicló parte de lo viejo.

El proyecto kirchnerista vino con la misión de recomponer el régimen y sus instituciones desprestigiadas. Solamente lograron poner el pie la figura presidencial aprovechando la bonanza relativa y tejiendo un relato que convenció por un tiempo pero que ya se agota. La insistencia en tanta “re re”, demuestra que están lejos de lograr aquella añorada alternancia.

Con la llegada de la crisis emerge la realidad de un capitalismo decadente que insiste en mostrar su rostro de miseria y las demandas de aquél 2001 siguen pendientes. La energía obrera y popular vuelve con fuerza en los conflictos, marchas y paros. El 8N y el 20N muestran que la perspectiva hacia otro 2001 vuelve a teñir las calles y a preocupar a los de arriba. Gobierno, paronales y burocracia sindical. Los que antes lo enfrentaron y los que se metieron debajo de la cama.

Al calor de la lucha social, tenemos el desafío de retomar la principal tarea que dejó pendiente el Argentinazo: hacer fuerte la alternativa revolucionaria que estamos construyendo desde el MST. Será el mejor homenaje a los mártires del Argentinazo y a la movilización victoriosa. Para que esta vez podamos avanzar hacia el proyecto socialista de país que se necesita. En ese camino, seguimos creyendo en la necesidad de poner en pie una herramienta amplia de confluencia junto a Pino y las fuerzas que conformamos el  Movimiento Proyecto Sur, ampliándola y desarrollándola como lo planteamos en el reciente acto.

Levantando la vigencia del proceso abierto en el 2001, marcharemos el 19 a la Plaza de Mayo a la marcha unitaria con CTA y CGT, asimismo trabajaremos para lograr un documento conjunto con la izquierda y los movimientos sociales así como otras iniciativas que acordemos.