19D: Plaza llena contra el ajuste

Cabecera de la columna de la CTA.

Cabecera de la columna de la CTA.

Ya desde el mediodía la plaza se fue colmando de manifestantes. La columna encabezada por la CTA, bajo el lema “Por una Navidad sin hambre y una Patria con justicia social”, ingresó por la Diagonal Norte hasta la Plaza de Mayo, mientras que las otras centrales lo hacían por Avenida de Mayo y la Diagonal Sur. El MST, la CCC, Barrios de Pie, la Federación Agraria y la FUA fueron parte de la columna, entre otros sectores, junto a los gremios de la CTA. Abrió el acto Lidia Meza, secretaria de Previsión Social de la CTA, que le pegó duro a Cristina por despreciar a los jubilados no sólo por llamarlos “caranchos” sino por los haberes de miseria. Y llamó a seguir luchando por el 82% móvil para vivir dignamente. El segundo orador fue el dirigente del sector Azul y Blanca, Carlos Acuña y luego habló Pablo Micheli. Remarcando los reclamos del pliego nacional que resume los reclamos de millones, planteó la eliminación del impuesto al salario, la unificación de los salarios familiares sin tope, la derogación de la Ley Antiterrorista, salario mínimo vital y móvil de 5 mil pesos al igual que los planes sociales, el 82% móvil y un aumento de emergencia para los jubilados entre otros puntos. Finalmente Moyano denunció que el ajuste en curso es lo que pedía el FMI, congelando los salarios y recortando con el mínimo no imponible y la inflación.
Cuando la tarde caía la gente fue desconcentrando. La columna del MST, con nuestra corriente sindical, la juventud, los contingentes de los barrios y el Teresa Vive, se desplazó por la avenida de Mayo y cerramos la jornada con un acto donde balanceamos la exitosa movilización y reivindicamos el Argentinazo de 2001 a 11 años de la rebelión.

Pacagnini y Gimé-nez estuvieron en el palco junto a Bodart, Ripoll y Pino Solanas.

Pacagnini y Gimé-nez estuvieron en el palco junto a Bodart, Ripoll y Pino Solanas.

 

A modo de balance

Sin lugar a dudas la CTA tuvo un rol clave como ariete político del polo de movilización que protagonizó los grandes hitos sociales de 2012. Que comenzaron con el paro del 8 de junio y desembocaron en la huelga nacional del 20N, la más importante de la década, y en que la Plaza llena se transforme nuevamente en parte del paisaje social de un país convulsionado.
Pese a las insuficiencias estructurales de nuestra central, producto de la crisis y la batalla con el sector yaskista cooptado por el gobierno, la nueva etapa que nos propusimos poner en pie, pegó un claro salto de calidad en materia de iniciativa política y protagonismo en la escena nacional. Y ello tuvo que ver con una lectura acertada de la coyuntura y una política correcta. Ambas fueron resultantes de un intenso y positivo debate que no está cerrado y que trajo nuevas fisuras en la central, en particular en el gremio de ATE. Fue clave concluir que estaba en curso un quiebre de masas con el gobierno de Cristina y que se daban cambios profundos en el mapa sindical con el pase a la oposición de Moyano, que venían tiempos de ajuste pero también de alta conflictividad social. Y haber vertebrado una política ofensiva basada en 4 ejes: ponerse a la cabeza del conflicto convocando a paros nacionales, construir un programa obrero con reclamos universales, convocar desde la clase obrera a los sectores populares y medios levantando también sus demandas específicas (el programa de 32 puntos) y desplegar una fuerte política de unidad de acción, embretando al moyanismo y demás sectores a tomar estos reclamos y salir a la pelea.
Así como al interior de la CTA sectores influidos por el kirchnerismo combatieron esta política, otros compañeros honestamente plantearon lógicas dudas habida cuenta de los antecedentes y la caracterización de los sectores dirigenciales burocráticos que se hicieron opositores y con los que nos empezamos a movilizar. Haber sido sostén sindical del gobierno por años, practicar el viejo modelo sindical burocrático e impulsar proyectos políticos patronales con los cultores de la vieja política, son críticas ultracorrectas, que hay que marcar a fuego y disputar. Pero no pueden ser la excusa para paralizar la necesaria unida en la acción. Así lo entendimos y batallamos desde nuestra corriente, coincidiendo con Pablo Micheli y sectores de la dirigencia de la central, lo que fue clave para arribar a una síntesis positiva.
Se demostró que esta política fue más que útil para desarrollar la movilización y que, aplicada correctamente, es decir con un programa acertado y manteniendo la autonomía y la identidad de la CTA y los sectores combativos, hizo realidad el 20N y el 19D y fortaleció a la CTA.
Las huestes de Moyano también tuvieron sangrías por la unidad de acción. Operados por el gobierno y preocupados por la disputa alrededor de las obras sociales, en las filas de la CGT también se abrió el debate.
En realidad, más allá de las discusiones entre los dirigentes, lo que se abrió es una gran debate en un sector masivo del movimiento obrero, que rompió políticamente con Cristina y su gobierno, salió a la lucha, demanda resultados que en términos concretos todavía no se visibilizan y asimismo busca también un nuevo rumbo político.

Caló de fiesta en Balcarce 50.

Caló de fiesta en Balcarce 50.

 

Yasky y los aplaudidores de Cristina.

Yasky y los aplaudidores de Cristina.

 

Desafíos para 2013

Se viene un año de mayor crisis y ajuste. Sobre fin de año hay tarifazo navideño, se mantiene el impuesto al salario y se promete enchalecar las parita-rias negando todo aumento universal, así como ajuste en todas las provincias. Este fue un año positivo en términos de acumulación política. Pero tenemos que avanzar a un año de resultados. Se necesita profundizar el rumbo correcto, ampliar la unidad incorporando a la lucha a nuevos sectores de trabajadores aún bajo la órbitra de Yasky o Caló, y vertebrar un plan de lucha. Para torcer el brazo K y avanzar en derrotar el ajuste.
Peleando por los reclamos más urgentes y también por medidas de emergencia y de fondo, por otro modelo que deje de pagar la deuda externa y financie la deuda social con la plata que nos robaron los de arriba.
Para ello junto a la unidad de acción, hay que avanzar en construir la CTA con una política correcta en la estrategia de una “central de masas” para la lucha, democrática y más autónoma que nunca. Para ello, junto con mantener y profundizar la iniciativa en la calle, hay que dar nuevos pasos políticos y en la construcción. Fortaleciendo y reorganizando sus regionales, aplicando las resoluciones de la reunión de Mar del Plata y preparando un Congreso Federal que aborde debates pendientes, como los de modelo sindical y estatutos en la central y en sus sindicatos, sobre cómo disputar en los gremios con nuevos nucleamientos o listas de oposición según el proceso real. Avanzando en el gremio docente fortaleciendo la nueva federación y también en el sector privado.
Y también abonando desde la central a la construcción de una alternativa política unitaria alejada tanto del sectarismo como del oportunismo entre todos los sectores que actuamos en la CTA. Ya que, así como habrá disputa sobre cómo encarar la lucha y sobre el modelo sindical, también la hay y la habrá cada vez más en un año político electoral, con quienes postulan variantes contrarias a los intereses de los trabajadores. Y eso también es clave para la clase trabajadora.
Desde la corriente sindical del MST nos comprometemos a seguir trabajando para avanzar en estos desafíos y te invitamos a sumarte.

El MST marcó una fuerte presencia durante la jornada.

El MST marcó una fuerte presencia durante la jornada.

 

Catamarca:

El Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) convocó a una movilización en adhesión a la marcha que organiza la CTA, la GGT y agrupaciones de izquierda. «El ajuste en las provincias, el impuesto al salario, las asignaciones negadas, la jubilación de miseria, los planes sociales congelados son más que suficiente combustible para la lucha contra esta política económica que favorece a algunos pocos y perjudica a la mayoría del pueblo», señala el comunicado del MST.

Tucumán:

Tucumán_web
Se realizó un acto con más de 4000 personas en plaza independencia. Convocado por la Intersindical, frente conformado por la CTA, la CGT y organizaciones sociales y políticas.Se leyó un documento unitario con tres ejes: Repudio al fallo del juicio Marita Verón, conmemoración del Argentinazo y el programa de 36 puntos de reivindicaciones nacionales y provinciales. Importante columna del Teresa Vive y el MST.

Entre Ríos:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La CTA marchó bajo la consigna “Por una navidad sin hambre y un país con justicia social” y en conmemoración de Romina Ituraín, Eloísa Paniagua, y José Daniel Rodrí-guez, víctimas de la represión desatada en todo el país el 19 y 20 de diciembre de 2001. Repudio a la quema de autos de dirigentes de la CCC.

Mendoza:

Jornada en Mendoza_web
En el marco de la jornada nacional, los gremios de la CTA y organizaciones sociales y la izquierda realizamos un Acto-Festival frente a la legislatura, donde llamamos a darle continuidad a los reclamos en un Plan de Lucha Nacional.

Marcha en Jujuy:

jujuy_web

Radio abierta en Córdoba:

Jornada 19D en Córdoba_web

19D: todos a Plaza de Mayo


Las urgentes demandas de los trabajadores y el pueblo colocadas con la histórica huelga nacional del 20N, no han recibido respuesta por parte del gobierno kirchnerista. Las bravucona-das de la presidenta y un gobierno con las pilas bastante gastadas, echan leña al fuego y acumulan más bronca por abajo y disposición hacia nuevas medidas de movilización. El ajuste en las provincias, el impuesto al salario, las asignaciones negadas, la jubilación de miseria, los planes sociales congelados… son más que suficiente combustible para una nueva medida. La convocatoria a marchar el 19D a la Plaza de Mayo, es una oportunidad para subir la apuesta. Desde el MST llamamos a concurrir junto a las centrales obreras y a la izquierda para reventar la Plaza de Mayo y todas las plazas del país. Esta marcha tiene que prepararse en todos los lugares de trabajo, estudio y barrios. Convocada desde las 17 hs, facilita la salida de los trabajadores de sus establecimientos para masificar la protesta, junto a los vecinos que se pronunciaron el 8N, sumando las demandas de las capas medias y populares. Las asambleas y plenarios en los lugares de trabajo y gremios, son importantes para fortalecer con la decisión democrática de las bases. La democracia sindical es la única garantía de pelear por la profundidad y continuidad de las medidas, ya que la unidad de acción tan necesaria para la movilización, no elimina las diferencias y problemas políticos y metodológicos con los dirigentes con quienes compartimos las calles. Una macha masiva nos colocará en mejores condiciones para los $4000 de emergencia que reclamamos y para un plan de lucha conjunto que avance por el pliego de demandas y por un nuevo plan de emergencia obrero y popular para que la crisis la paguen los capitalistas y no el pueblo. Pero para nosotros los socialistas revolucionarios esta convocatoria excede el mero marco reivindicativo. Se inscribe en un nuevo aniversario del Argentinazo de 2001, cuya conmemoración queremos levantar con fuerza en esta marcha, así como las enseñanzas y tareas que se transformaron en desafío presente: la necesidad de poner en pie una alternativa política con peso de masas como la que postulamos desde la construcción del MST. Por eso te convocamos a marchar junto a nuestra columna el 19 a la Plaza de Mayo.

A 11 años del Argentinazo

Se cumplen once años de la semiinsurrección que terminó con el gobierno de Dela Rúa, que tumbó 4 gobiernos más y descalabró el régimen bipartidista, abriendo una nueva etapa en nuestro país.

Hablar del 2001, implica rememorar el hecho histórico. Sobre todo porque desde la izquierda revolucionaria defendimos esa gesta como un proceso revolucionario abierto, polemizando con los que minimizaron su importancia política y con los que bregaron por cerrar las heridas del viejo régimen en crisis.

Pero lo fundamental es capitalizar las enseñanzas centrales de ese proceso, actualizarlas y desde ahí plantearnos las tareas que quedaron pendientes. Y es evidente, que el resonante “que se vayan todos” de esos días, no se tradujo en la construcción de una alternativa política con peso de masas, que se planteara gobernar el  país para concretar los cambios que el pueblo demandaba. Por esa ausencia, aunque más débil, se recicló parte de lo viejo.

El proyecto kirchnerista vino con la misión de recomponer el régimen y sus instituciones desprestigiadas. Solamente lograron poner el pie la figura presidencial aprovechando la bonanza relativa y tejiendo un relato que convenció por un tiempo pero que ya se agota. La insistencia en tanta “re re”, demuestra que están lejos de lograr aquella añorada alternancia.

Con la llegada de la crisis emerge la realidad de un capitalismo decadente que insiste en mostrar su rostro de miseria y las demandas de aquél 2001 siguen pendientes. La energía obrera y popular vuelve con fuerza en los conflictos, marchas y paros. El 8N y el 20N muestran que la perspectiva hacia otro 2001 vuelve a teñir las calles y a preocupar a los de arriba. Gobierno, paronales y burocracia sindical. Los que antes lo enfrentaron y los que se metieron debajo de la cama.

Al calor de la lucha social, tenemos el desafío de retomar la principal tarea que dejó pendiente el Argentinazo: hacer fuerte la alternativa revolucionaria que estamos construyendo desde el MST. Será el mejor homenaje a los mártires del Argentinazo y a la movilización victoriosa. Para que esta vez podamos avanzar hacia el proyecto socialista de país que se necesita. En ese camino, seguimos creyendo en la necesidad de poner en pie una herramienta amplia de confluencia junto a Pino y las fuerzas que conformamos el  Movimiento Proyecto Sur, ampliándola y desarrollándola como lo planteamos en el reciente acto.

Levantando la vigencia del proceso abierto en el 2001, marcharemos el 19 a la Plaza de Mayo a la marcha unitaria con CTA y CGT, asimismo trabajaremos para lograr un documento conjunto con la izquierda y los movimientos sociales así como otras iniciativas que acordemos.