A 11 años del Argentinazo

Spread the love

Se cumplen once años de la semiinsurrección que terminó con el gobierno de Dela Rúa, que tumbó 4 gobiernos más y descalabró el régimen bipartidista, abriendo una nueva etapa en nuestro país.

Hablar del 2001, implica rememorar el hecho histórico. Sobre todo porque desde la izquierda revolucionaria defendimos esa gesta como un proceso revolucionario abierto, polemizando con los que minimizaron su importancia política y con los que bregaron por cerrar las heridas del viejo régimen en crisis.

Pero lo fundamental es capitalizar las enseñanzas centrales de ese proceso, actualizarlas y desde ahí plantearnos las tareas que quedaron pendientes. Y es evidente, que el resonante “que se vayan todos” de esos días, no se tradujo en la construcción de una alternativa política con peso de masas, que se planteara gobernar el  país para concretar los cambios que el pueblo demandaba. Por esa ausencia, aunque más débil, se recicló parte de lo viejo.

El proyecto kirchnerista vino con la misión de recomponer el régimen y sus instituciones desprestigiadas. Solamente lograron poner el pie la figura presidencial aprovechando la bonanza relativa y tejiendo un relato que convenció por un tiempo pero que ya se agota. La insistencia en tanta “re re”, demuestra que están lejos de lograr aquella añorada alternancia.

Con la llegada de la crisis emerge la realidad de un capitalismo decadente que insiste en mostrar su rostro de miseria y las demandas de aquél 2001 siguen pendientes. La energía obrera y popular vuelve con fuerza en los conflictos, marchas y paros. El 8N y el 20N muestran que la perspectiva hacia otro 2001 vuelve a teñir las calles y a preocupar a los de arriba. Gobierno, paronales y burocracia sindical. Los que antes lo enfrentaron y los que se metieron debajo de la cama.

Al calor de la lucha social, tenemos el desafío de retomar la principal tarea que dejó pendiente el Argentinazo: hacer fuerte la alternativa revolucionaria que estamos construyendo desde el MST. Será el mejor homenaje a los mártires del Argentinazo y a la movilización victoriosa. Para que esta vez podamos avanzar hacia el proyecto socialista de país que se necesita. En ese camino, seguimos creyendo en la necesidad de poner en pie una herramienta amplia de confluencia junto a Pino y las fuerzas que conformamos el  Movimiento Proyecto Sur, ampliándola y desarrollándola como lo planteamos en el reciente acto.

Levantando la vigencia del proceso abierto en el 2001, marcharemos el 19 a la Plaza de Mayo a la marcha unitaria con CTA y CGT, asimismo trabajaremos para lograr un documento conjunto con la izquierda y los movimientos sociales así como otras iniciativas que acordemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *